Rakatà se define por un carácter multifacético tanto de sus componentes como de sus propuestas. Su hilo conductor es la visión personal del flamenco como forma de expresión e investigación conjunta. No hay límites, no hay normas, lo que hay es amor hacia el flamenco en concreto y hacia la música y las artes en general, emprendiendo desde ahí su camino por la creación.


El resultado de su trabajo es, por un lado, una propuesta donde prima lo musical y el baile, con temas de creación propia y versiones; por otro lado, las propuestas teatrales, donde el grueso de la expresión es el teatro, sin dejar nunca de lado la música en ellas .

Las temáticas que lanzan buscan dar valor a lo silenciado, a lo transformador, a la cultura y la historia de Andalucía y sus procesos, dar luz a las cavernas flamencas y campos donde se cuece la sabiduría y el día a día de sus gentes.



Remontando a los orígenes...


El germen de esta agrupación nace del encuentro entre Amanda Zavanelli (danzaora y actriz) y Maricarmen Galli (pianista) tras una improvisación en el centro socio-cultural “La Casa Invisible” de Málaga junto a otrxs músicxs en 2010. Hasta final de 2016 no se vuelven a encontrar con motivo de la participación en el homenaje al poeta y luchador Marcos Ana en el Teatro Clunia de Burgos, con la obra corta de flamenco-teatro Oda a la lucha . Es en este evento cuando también nace el nombre del grupo, inspirado por el frío de las calles de Burgos en invierno.


''Surge el anhelo hacia RA (dios del sol), muy presente en Andalucía, que logra sobrevivir en aquellas frías calles gracias a los cálidos latidos del flamenco. La imagen y el sonido de un remate o patá crean a  RA-KATÁ, un corazón flamenco con brazos que abrazan y traen hacia sí, las culturas del mundo.''


A partir de ahí, comienza a germinar este proyecto que explora y combina las diferentes procedencias artísticas de las integrantes (el flamenco, la música clásica/árabe/africana... la improvisación...). Será con la actuación de un fragmento de la obra de flamenco-teatro “Antídota” realizada en una nave cultural con motivo del cierre la misma, donde conocerian a Daniel Vega (batería procedente del postrock, soul, funk…) que se presta a lanzarse a participar con Maricarmen Galli y Amanda Zavanelli, cubriendo el vacío de percusionista y sumándose poco después al proyecto de Rakatá. Tras la actuación del grupo en la Caravana Frontera Sur, conocen a Daniel Pons Heredia (El Niño de la Azucena) guitarrista flamenco. En Otoño de 2017 Rakatá se llena de objetivos, ideas y muchas horas de creación con

''El flamenco y la investigación como barco de navegación.'

Amanda Zavanelli

Graduada en el Conservatorio Profesional de Danza en baile flamenco y en Interpretación Textual en la ESAD de Málaga. Desde pequeña surca y descubre caminos dentro del arte, desde la danza (africana, árabe, contemporánea, capoeira, judo…), la música (percusión, violín, piano…)

hasta artes más plásticas como la pintura, la carpintería, la costura... Ha pasado por profesores como Pepito Vargas, Luci Montes, La Lupi, por la escuela Amor de Dios de Madrid,escuela de folklore de Cuba, cursos de teatro en la escuela de Artes Escénicas de Granada por citar algunas. La creadora y coreógrafa que desde pequeña ha reforzado sigue presente, probando el camino de creación de obras propias y performances como Oda a la lucha o Antídota, entre otras. Desde 2016 colabora en la radio comunitaria Onda Color como miembra activa del grupo de radio teatro Bicicleta Atómica además de coordinar otros grupos.

http://amandazavanelli.jimdo.com/

Daniel Vega

Autodidacta y formación en la escuela de jazz de la bomba-

Cádiz-. Formó parte en varias formaciones como Batería en Rualakatua, Los

smogs, Doble gota, Lagö. Actualmente batería en el grupo Working Pobress y

Skullfuck además del proyecto Rakatá Flamenco-teatro. Impartió durante varios

años clases de batería para niñxs. Sus otras pasiones y oficios son la

fabricación de instrumentos y artesanía en madera de pita (Pitácora) y el

espacio cultural La Polivalente que lleva junto a su socio.

Maricarmen Galli

Licenciada en Piano en el Conservatorio Superior de Música de Málaga. Su atracción hacia otras músicas le hace emprender su camino desde la experimentación (con el piano como instrumento principal y la flauta y melódica como instrumentos secundarios ), la cual le lleva a participar como integrante en diversos proyectos como Xpontaneoux y Bae ta pinré, ambos de investigación a través de la improvisación libre y la performance… Así mismo participa como pianista de Sum Sum trío ( versiones de música brasileña, jazz, etc...) y el grupo Akana ( música Turca).Ha asistido a cursos de Jazz y flamenco como los realizados por Pedro Ricardo Miño, Fernando Montero, Juan Ramón Veredas y Gianni Lenoci entre otros.Actualmente es Profesora de piano en la escuela de Música Yamaha , y pianista de Rakatá , y de diversos proyectos musicales. 

Daniel Pons

Guitarrista Flamenco, Maestro de Educación Primaria con especialidad de Música y Técnico de Sonido.

Comienza sus andanzas por la música de forma autodidacta aunque pronto recibirá la formación de maestros malagueños de la guitarra flamenca tales como Paco de Ronda, Juan Campos, Jose Juan Pantoja, etc. Asistiendo a su vez a los talleres de acompañamiento al cante y al baile que tienen lugar tanto en la Escuela Municipal de Flamenco como en la Federación de peñas de Málaga, y además recibiendo cursos impartidos por Daniel Casares o Manolo Sanlúcar.

Su pasión por la música y la guitarra le ha llevado a inmiscuirse en la realización de proyectos con grupos de diferente índole musical como: Mama Música, La Estructura, dúos con violonchelo, banjo, música electrónica, etc. Actualmente divide su actividad entre la docencia y la música, formando parte del grupo Rakatà y creando sus propias composiciones.